Se nos acercan los días de mayor calor del año y este año voy a estar preparada con este chaleco refrescante para perro DIY

Como todo buen responsable canino, no suelo sacar a mi perro en las horas de más calor. Pero si algún día me es indispensable tenerlo que hacer, me gusta que vayan protegidas del calor.

Mi perra Pinza todavía no es muy mayor, pero al ser de color negro y al estar un poco gordita, le suele costar andar con calor y enseguida necesita agua.

¿Cómo saber si tu perro está gordo?

Si este también es tu caso y te gustaría poder llevar a tu perro fresco en los paseos y tú poder ir más tranquilo para evitar los temidos golpes de calor, este es tu sitio.

Chaleco Refrescante para perro DIY

El chaleco refrescante para perro DIY está hecho de una tela fina pero resistente que aguantará su trote y a la vez el peso del refrigerante con el que vamos a enfriar a nuestro perro.

La idea del chaleco es que se pueda acoplar un enfriador de hielo acorde al tamaño de tu perro.

Este enfriador se puede encontrar en cualquier página de venta online o en cualquier superficie comercial. Yo he optado por uno que puedo elegir cuánto rellenar con agua para tener una mejor adaptación a mi perro según su peso y fuerza.

También lo podemos hacer de forma casera, con una bolsa para congelados rellena de la cantidad de agua que necesitemos y adaptándola a las medidas de nuestro perro.

Al hacer el diseño del chaleco, elegí que el enfriador fuera por debajo de su cuerpo ya que es la zona donde menos le roza el sol, por ello aguantará más tiempo frío.  No me gustan las opciones que les enfrían en las extremidades o en el lomo debido a que el frio no es recomendable para las articulaciones.

Coser Chaleco para perro DIY

Como dije antes, necesitas una tela fresca pero resistente que aguante del trote de tu perro y a la vez no le dé más calor del que ya le da en verano.

Para saber cuánta tela necesitarás te dejo el patrón. Recórtalo y únelo para verificar si efectivamente le valdrá a tu perro o tendrás que agrandarlo un poco.

Descargar Patrón Chaleco Refrescante Perro DIY

Una vez llevado el patrón a la tela y marcado con lápiz o alfileres, podrás recortarlo siempre dejando unos centímetros de más para las costuras.

Chaleco refrescante perro DIY

Es importante que la tela esté doblada a la mitad y siempre vaya por el hilo de la tela al derecho para que al cortar las piezas, salgan todas del mismo tamaño.

En este paso, es importante que empieces a unir las piezas tal y como te indico ya que luego te costará menos rematarlo.

Primero empieza por rematar los agujeros de las patas. Haz unos cortes para poder coger el dobladillo y que no se deshilache la tela.

Chaleco refrescante perro DIY

Haz todas las piezas con curvas y cuando las tengas bien hilvanadas, plánchalas. Planchar la tela sirve para estirarla y a la vez te ayuda a a sentar mejor las costuras para posteriormente pasar la máquina de coser.

Une los laterales del chaleco a la pieza central y pruébaselo a tu perro. Si vas a tener que hacer modificaciones en el patrón es el momento de hacerlo ya que todavía no tenemos ninguna costura fija. Comprueba que no le moleste al moverse, ni esté muy subido del cuello y le moleste en el esternón.

Chaleco refrescante para perro DIY

Si al probarlo le queda perfectamente, podrás empezar a unir con la máquina de coser los laterales del chaleco con la pieza central. (Recuerda coser las piezas del revés para darle la vuelta cuando hayas terminado y que no se vean las costuras)

Con los laterales unidos tendrás dos chalecos para perros DIY distintos que pasaremos a unir a continuación.

Asegúrate que encajan perfectamente ambas piezas de los brazos del chaleco para evitar tener que descoser después.

Plancha si quieres ambas telas juntas para que se queden pegadas y así te sea más fácil coserlas sin que se muevan con la máquina después.

Pasa las costuras exteriores de la máquina y al llegar a la parte baja deja el hueco por donde meterás y sacarás el enfriador.

Dale la vuelta a la pieza y tendrás el chaleco casi terminado a falta de incluir el velcro o los automáticos de costura con los que desees unir esta parte.

La parte final del chaleco, será la forma con que lo abroches en el lomo de tu perro. En este caso va abrochado con un botón y un ojal ya que me parece una forma rápida de abrir y cerrar.

Así ha quedado nuestro chaleco refrescante para perro DIY. Si prefieres la opción de collar, también puedes visitar Collar refrescante para perro DIY

Chaleco refrescante para perro DIY

Espero que os haya gustado la idea y que gracias a ella vuestro perros puedan disfrutar de los paseos en las peores horas del día.

Os dejamos el vídeo paso a paso donde podréis explicamos también cómo lo hemos hecho.

Un abrazo

Si te gusta el contenido: No te olvides de compartirlo en tus redes sociales y suscribirte al Blog.

Además te puedes descargar nuestra guía

“Tips para trabajar la ansiedad con tu pero”

DESEO SUSCRIBIRME AL BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.