Uno de nuestros juegos más divertidos y que podemos hacer en cualquier parte es buscar cosas. Para poder llevarlo a cabo, y divertiros juntos, ¡enseña a buscar a tu perro!

Enseñar a buscar a tu perro es ese juego que forma parte del adiestramiento pero que todos los perros lo llevan innato dentro de ellos, tan solo debes potenciarlo para que descubran que lo tienen dentro.

Cómo enseñar a Buscar a tu perro

La primera vez que me propuse enseñar a buscar a Pinza, decidí que lo mejor seria hacerlo a través de la comida. Le encanta comer y no desaprovecha ninguna oportunidad para poder conseguir cualquier premio.

Si tu perro también es de los que se vuelven locos con la comida te puede beneficiar mucho en el adiestramiento.

En cambio, para aquellos perros que la comida no les motiva lo suficiente y que les encantan los juguetes, puedes comenzar por esconder un juguete que le guste  mucho y sepas que lo va a buscar. Incluso puedes probar con un juguete nuevo.

El primer paso, por lo tanto, es encontrar algo que le motive enormemente a tu perro y por lo que merezca la pena moverse.

El segundo caso, como siempre, es comenzar en un lugar con pocos estímulos que le permitan no descentrarse e irse por las ramas para que pueda entender que trabajáis.

Una vez tengáis la comida y el lugar adecuados, tendrás que comenzar a entrenar por diferentes niveles de dificultad.

Nivel Dificultad I

El grado más fácil es dejar la comida/juguete en un lugar donde la vea a simple vista.

Enseña el busca a tu perro

Para evitar que salga corriendo hacia ello y no puedas hacer el protocolo, te aconsejo que primero trabajes el quieto que también os comenté como hacerlo en esta otra entrada.

¿Cómo enseñar el quieto a tu perro?

Cuando el quieto esté totalmente controlado (por ejemplo tu perro esté sentado a tu lado esperando la siguiente señal) podrás decirle la nueva orden “Busca” y automáticamente saldrá disparado hacia lo que desees que coja (si es algo que realmente le entusiasma)

La forma correcta de hacerlo seria con la siguiente estructura:

 Nombre + Quieto + Felicitaciones + Busca.

Felicitar a tu perro después del quieto significa reforzar ese comando y a la vez enseña a que no tiene que buscar hasta que tú no se lo pidas.

Una vez haya encontrado el objeto que le habías propuesto, prémiale de nuevo (lo puedes hacer con comida nuevamente o con caricias y felicitaciones).

Cuando no estéis en modo aprendizaje, el premio será el objeto encontrado, pero por ahora tendrás que seguir estos pasos hasta que tu perro lo haya entendido.

Mi forma de empezar y no hacer tan lento este juego, es esconder diferentes cosas por distintos sitios e irle acompañando hasta que encuentre uno a uno.

Para pasar al siguiente elemento escondido, puedes llevarle donde se encuentre el siguiente objeto y hacer la misma acción. Nombre + Quieto + Felicitaciones + Busca.

No desesperes si tu perro cuando le digas Busca te mira con cara de no entender nada. Anda hasta donde se encuentre lo que le has pedido que busque, muéstraselo y anímale a cogerlo volviendo a decirle Busca.

Tendrás que repetir esta operación tantas veces hasta que tu perro después de busca vaya por si solo, pero si de verdad es algo que le atrae y motiva mucho irá corriendo a buscarlo.

Nivel Dificultad II

Este nivel consiste en esconder los objetos cuando tu perro no esté mirando. No es necesario que los escondas dentro de un armario, pero prueba por ponerlos en sitios donde no le alcance la simple vista.

Enseña el busca a tu perro

Empieza por detrás de una puerta o debajo de un mueble donde pueda pasar sin problemas. También te puedes ir a rincones por donde no suela pasar mucho o ir a zonas donde no le guste estar mucho.

Con este juego, por ejemplo, yo he reforzado que llevarlas a la bañera no sea un drama ya que van solas buscando algo y se encuentran algo positivo (ya que no siempre que encuentran allí el premio les toca ducha)

Lo más importante en este juego es que se escondan los premios en lugares que no sean de difícil acceso.

Nivel Dificultad III

Esconder los premios en lugares donde les cueste acceder y tampoco se vean a simple vista.

Empieza por ponerlo encima del sofá, o esconderlo entre otros juguetes o colocarlo debajo de un cojín.. aquí las posibilidades pueden ser bastante extensas ya que tan solo tendrás que dejar volar tu imaginación.

Enseña el busca a tu perro

Mi consejo es que no corras entre los diferentes niveles de dificultad, deja que tu perro disfrute de todos y cada uno. Ponérselo demasiado difícil al principio le puede desanimar y hacer que no le guste este tipo de juego.

Si quieres entretener a tu perro y motivarle al mismo tiempo, este tipo de juego es el mejor ya que fomentas su instinto más innato y a la vez trabajas su olfato.

¿Te imaginas que tu perro te pueda ayudar a buscar las llaves o el móvil? ¡Pueden ser los siguientes pasos!

Prueba el juego de la Rueda de Reconocimiento, está muy relacionado con el busca, salvo que tu perro aprenderá el nombre concreto del objeto que deseas que busque.

Un abrazo y lametón perruno

Si te gusta el contenido: No te olvides de compartirlo en tus redes sociales y suscribirte al Blog.

Además te puedes descargar nuestra guía

“Tips para trabajar la ansiedad con tu pero”

DESEO SUSCRIBIRME AL BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.