1. Para nosotros es algo sencillo, pero enseñar el Suelta a mi perro puede costar más trabajo del que se piensa ya que debes hacerle entender que no puede tener todo el tiempo deseado su juguete favorito o que te tiene que devolver ese objeto tan preciado que él tiene en su poder.

 

Enseñar el «Suelta» a mi perro

Practicar este ejercicio puede ser más complicado que otros, ya que necesitamos que nuestro perro tenga algo en la boca que deseemos que suelte. Pero como siempre os aconsejamos, es mejor practicarlo en casa con pocos estímulos e ir subiendo de nivel a medida que nuestro perro va entendiendo mejor de qué se trata.

Nosotras comenzamos a trabajarlo desde pequeñas ya que Pinza cuando estaba cambiando la dentición nos mordía algunas cosas que teníamos por casa. Al ser una cachorra, le decíamos suelta y le cambiábamos el objeto por un mordedor que aliviara su dolor como premio. El tono no era tan serio como el de ahora, pero según crezca debes ser más duro si no te hace caso.

Por eso, recomendamos empezar sacando su juguete favorito para jugar con él y que comencemos en un espacio pequeño como un pasillo. Si nuestro perro es de los que coge el juguete y se va con el por toda la casa, o a esconderlo, nos aseguramos no tener que correr tras de él.

Enseña el suelta a tu perro

Con el juguete preparado y el espacio habilitado, podemos comenzar a enseñar el comando suelta a mi perro

¿Cómo enseñar el suelta a mi perro?

Cuando tu perro tenga el juguete en la boca y esté distraído, intenta llamar su atención diciendo su nombre. Cuando te mire, intenta coger el juguete con la mano tirando de él con suavidad. Cuando esté el peso del juguete sobre tu mano, dile suelta.

Es importante premiar cuando ya no tenga el juguete en la boca, ya que tiene que entender el concepto de soltar. Si por el contrario, dejamos que suelte porque ha olido el premio no estará entendiendo lo que se le pide.

Enseña el suelta a tu perro

Otra forma de premiar es devolviéndole el juguete y volviendo a comenzar con el juego.

Si uno de los juegos que mantenéis tú y perro es el de tirar del juguete, es posible que tu perro intente tirar del juguete para comenzar ese juego. Puedes cortar esta acción con un No rotundo (te enseñamos aquí como trabajarlo) e insistiendo en usar la palabra Suelta hasta que lo suelte y le felicitas.

Practica este comando con distintos juguetes y puedes ir poniéndoselo más complicado poniendo más distancia entre ambos.

Enseña el suelta a tu perro

El tono en el que se hace esta acción es importante ya que no puede ver que titubeas o dudas. Un tono de voz firme acompañado de un suelta enérgico siempre funcionará mejor que uno entre risas.

No tengas miedo de ser firme con tu perro, queremos que nos haga caso y se tome como algo serio todo lo que le enseñamos para tener un vínculo y una relación fiable y segura con él.

¿Para qué mas me puede servir el suelta?

Nosotras también usamos ese comando cuando vamos por la calle y vemos que cogen algo que no deben para comérselo. Normalmente va precedido de un No y luego mencionamos Suelta. Intentamos premiar cuando el objeto esté en el suelo y siempre con caricias y palabras positivas.

También nos sirve para que dejen la pelota en el suelo y poder cogerla y volvérsela a tirar si a nuestro perro todavía no le hemos enseñado a que debe traerla hacia donde estamos para poder continuar jugando.

 

Si te gusta el contenido: No te olvides de compartirlo en tus redes sociales y suscribirte al Blog.

Además te puedes descargar nuestra guía

“Tips para trabajar la ansiedad con tu pero”

DESEO SUSCRIBIRME AL BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.