Si hubiera tenido antes este albornoz para perro DIY, mi verano sería mucho más cómodo. Y es que, deben ser rachas, pero Swing se ha estado rebozando en cosas desagradables dia sí y día no durante toda esta época.

La intención que quiero conseguir cosiendo el albornoz para perro DIY es que al dejar a mis perras un poco húmedas no tengan que estar restregándose por los muebles hasta que consiguen quitarse la humedad.

¿No os pasa a vosotros que después de bañarlas y dejarlas un poco húmedas dejan sus huellas por el suelo de toda la casa?

Sobre todo decir, que este albornoz es de aprovechamiento. Es decir, sale de una vieja toalla muy estropeada por algunas zonas que ahora ha pasado a ser algo más útil para usarla con las perras.

Aunque al principio me encantaba la idea de hacer un albornoz para perro DIY parecido a una capa de baño, al final por el tema de las patitas y de que les cubriera bien todo el cuerpo, decidí hacerlo parecido a un chubasquero.

Si os gustan las capas de baño para perros, no dudéis en visitar esta página especialista en ello. Albornoz para perro

Albornoz para perro DIY

Materiales

    • Tela toalla 60×60 cm.
    • Goma elástica 32 cm largo y grosor 3cm
    • Cremallera 45 cm

Patrón

Aunque normalmente hago primero el patrón en papel y posteriormente lo plasmo en la tela, esta vez preferí primero tomar las medidas sobre la tela y luego plasmar las piezas en el patrón para que fuera lo más cómodo y estuviese lo más adaptado posible a su cuerpo.

Aquí os dejo el patrón en papel dividido en seis folios. Este patrón está adaptado a una perra teckel de 7kg de peso y con una talla M.

Las dos primeras páginas corresponden a las patas traseras y patas delanteras y la huella que llevan en los pies para que no entren en contacto con el suelo.

De las páginas tres a seis encontraréis el cuerpo del albornoz para perro DIY.

Mi consejo es unirlo (por las letras dibujadas) recortarlo y extrapolarlo a la tela (siempre dejando margen de 0,5 cm para costuras).

Si tienes dudas acerca de si le corresponderá al tamaño de tu perro, siempre puedes hacerlo unos centímetros más grande y cortar después.

Estas son las piezas del patrón ya cortadas sobre la tela que vamos a trabajar.

Albornoz para perro DIY

La pieza que está situada abajo del todo es la pieza que corresponde al cuerpo del albornoz. En la parte del cuello lleva la goma que os comento en materiales para que se ajuste más al cuello y no le quede tan grande. (También son válidas opciones de poner botones o pinzas)

Las piezas que se encuentran sobre el cuerpo son las patas. Las de forma de trapecio son las patas traseras (ya que tienen las caderas más anchas que los hombros) y las que tienen forma rectangular son las patas delanteras.

Por último, los redondeles situados a la derecha de la imagen, son los pies que evitarán que nuestro perro vaya con las almohadillas húmedas tocando el suelo y zonas frías.

NOTA: Aunque os las he puesto el patrón, éstas últimas se corresponden con los agujeros que tenemos en la pieza del cuerpo. ¡Aprovéchalos!

Hilvanamos las piezas del patrón y cosemos a máquina

Para hilvanar las piezas del patrón, empieza primero por hacer las patas con un hilo que se vea muy bien y luego únelas a los pies y posteriormente al cuerpo.

Albornoz perro DIY

Una vez unidas las piezas, pruébaselo a tu perro y anota los retoques que tienes que hacer para que la pieza le sea lo más cómoda posible.

Al hacer la prueba, presta especial atención a la anchura de los muslos, a que no le tire del cuello y que le cierre perfectamente en el cuerpo.

Una vez que todo esté correcto y veas que tu perro se sienta cómodo con él, puedes unirlo con la máquina de coser para que las costuras sean más resistentes.

Añadimos la cremallera y cerramos el albornoz

Con todas las piezas bien cosidas, es hora de poner la cremallera y cerrar el albornoz por la parte final del cuerpo.

Prefiero dejar la cremallera y coser la parte baja del cuerpo para el final, para que me sea más fácil pasar con la máquina las costuras de las patas.

Albornoz perro DIY

La cremallera irá a los lados del albornoz para perro DIY y coseremos la zona de la grupa. El rabo va metido dentro para que se seque junto con el resto del cuerpo.

Ya podéis disfrutar de este estupendo albornoz que os permitirá secar a vuestro perro sin perseguirle por toda la casa con la toalla.

¿Cómo bañar a tu perro y no morir en el intento?

También os dejamos aquí el vídeo por si preferís la versión vista.

Un fuerte abrazo y lametón perruno

Si te gusta el contenido: No te olvides de compartirlo en tus redes sociales y suscribirte al Blog.

Además te puedes descargar nuestra guía

“Tips para trabajar la ansiedad con tu pero”

DESEO SUSCRIBIRME AL BLOG

2 comentarios en “Albornoz para perro DIY paso a paso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.