¿Crees que tu perro conoce tu lenguaje corporal? El lenguaje corporal humano en perros es lo que queremos transmitir a nuestro perro a través de nuestra postura.

La mayoría de nosotros debe conocer el libro de Las Señales de Calma de los perros, y podemos saber qué nos quieren comunicar según la posición de su cola, si están tumbados o sentados…

Hoy os queremos enseñar al contrario, qué posiciones nuestras reconoce nuestro perro y que interpreta él.

El Lenguaje corporal humano en perros

Algo tan simple como estar de pie con los brazos en jarras o con los brazos cruzados, para él puede tener significados muy distintos y tú querer transmitir algo totalmente diferente.

Posición De Pie:

Cuando nos situamos de pie delante de nuestro perro, para él estamos queriendo demostrar autoridad y mandato. Es normal si en esta postura ves a tu perro que agacha la cabeza y mete la cola bajo sus piernas.

Haz que el tono de tu voz no parezca amenazante o muy alto, pues podría creer que le estás regañando cuando no es así.

Lenguaje corporal humano

Posición de Pie y brazos en jarra:

Cuando te pongas en esta posición delante de tu perro y añadas los brazos en jarra, demostrarás mayor jerarquía y liderazgo. Los brazos en jarra harán que tu perro se sienta más pequeño ya que estás en una posición más corpulenta que él.

Lenguaje corporal humano en perros

Posición de Pie y brazos cruzados:

Esta pose denota autoridad y enfado. Si encima lo marcas con un tono fuerte, estarás demostrando a tu perro que estás enfadado y será normal que agache las orejas y meta el rabo tras las patas traseras.

Agachado:

Cuando quieras que tu perro se acerque a ti, ya sea porque le estés llamando, esté muerto de miedo o quieras que se tranquilice y confíe en tí, esta posición es la más acertada.

Lenguaje corporal humano en perros

Al agacharte, y tu perro no verte tan grande, estás demostrando confianza y cercanía, y si añades un tono afable y tranquilo, tu perro se acercará a ti sin miedo.

En ocasiones que queremos acercamos a un perro que no conocemos o que es miedoso, lo mejor es esperar a que él se acerque a tí. Mantente agachado y sin mirarle y le estarás dando la confianza necesaria.

Otra opción que funciona bien cuando queremos que nuestro perro venga a nosotros, es alejarnos.

¿No te ha pasado alguna vez que tu perro se alejaba y cuanto más te acercabas más lejos se iba?

En estos casos, lo mejor es alejarse y ofrecerle a cambio algo divertido o juego. Tu perro te seguirá pensando que vais a jugar. Si en cambio le sigues, tu perro podría pensar que le sigues y tenderá más a alejarse.

Seguro que utilizamos estas posiciones a diario, pero probablemente no siempre lo estaremos haciendo para transmitir de la manera más acertada lo que queremos decir.

Esto es todo por ahora,

Un fuerte abrazo y lametón perruno

Si te gusta el contenido: No te olvides de compartirlo en tus redes sociales y suscribirte al Blog.

Además te puedes descargar nuestra guía

“Tips para trabajar la ansiedad con tu pero”

DESEO SUSCRIBIRME AL BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.