Mi último libro de mesilla se llama “Evalúa el coeficiente intelectual de tu perro” y no esperaba pasarlo tan bien mientras lo trabajamos.

Evalúa el coeficiente intelectual de tu perro

Para todos nosotros, nuestros perros son los más listos y todos sabemos que aunque no influye el tamaño del perro, si que influyen las conexiones nerviosas que lo alimentan.

Si aun así crees que tu perro no es muy listo, tranquilo, se puede desarrollar el coeficiente al igual que podemos trabajar con el nuestro.

Ranking de las razas más y menos inteligentes 

Antes de comenzar  trabajar con nuestro perro este tipo de ejercicios, debemos conocer qué sentidos tienen los perros.

Disponen de tres sentidos a través de los cuales perciben nuestro mundo: la vista, el olfato y el oído y también tienen otras sensibilidades que nosotros no podemos percibir: Vibraciones (reconocen erupciones o terremotos); ayuda médica (tenemos perros que pueden detectar subidas y bajadas de azúcar); un sexto sentido (saben interpretar nuestras acciones y reconocer sonidos como el de nuestro coche cuando llegamos)

Evalúa el Coeficiente Intelectual de tu perro

Si nos ponemos manos a la obra para conocer si nuestro perro es el más listo, debemos tener en cuenta que no es recomendable comenzar a trabajar bajo estos supuestos:

    • Mi perro tiene menos de un año
    • Vive contigo desde hace menos de seis meses
    • Os habéis cambiado de casa hace menos de dos meses.
    • Si acabáis de llegar del paseo o la hora de él
    • Si es la hora de su comida.

El mejor momento para trabajarlo es a mitad de la tarde cuando habéis reposado ambos la comida o el desayuno.

Tipos de pruebas que vamos a encontrar:

  • Pruebas de resolución de problemas
  • Capacidad analítica
  • Coeficiente Intelectual General
  • Memoria y Observación
  • Conexión mental

Las pruebas de resolución de problemas pueden ser consideradas características innatas del perro, pero con trabajo, se pueden desarrollar.

Algunas de las más conocidas son el perro houdini, el paquete misterioso o el cu-cu tras.

Evalúa el coeficiente intelectual de tu perro

Aquellas consideradas de capacidad analítica son las que relacionan la forma en que tu perro reacciona ante determinadas situaciones para obtener el resultado deseado.

Está demostrado que los perros saben reconocer el camino más óptimo para conseguir una pelota que acabamos de lanzar.

Ahora nos toca hablar de las Pruebas del Coeficiente Intelectual. Estas pueden ser las más complicadas ya que unifica algunas de las anteriores:

Las más conocidas son la búsqueda exterior (necesarios comandos de sienta y quieto), jugar al escondite, usar palabras nuevas para dirigirte a él o el juego del trilero.

Con las actividades cotidianas del día a día podemos trabajar el coeficiente de nuestro perro sin darnos cuenta

Todas aquellas pruebas de memoria y observación nos indican que los perros no tienen la capacidad del recuerdo, sino que éstos deben ser evocados mediante contextos que asemejan a esas conductas:

La memoria canina puede ser de distintos tipos:

      • Acontecimientos: para recordar sucesos
      • Semántica: para recordar hechos
      • Motora: referida a recordar movimientos
      • Espacial: para recordar espacios
      • Social: para recordar personas o animales

Si queremos trabajar este tipo de pruebas, deberemos hacer juegos de búsqueda, o juegos como la rueda de reconocimiento o juegos de buscar diferencia (cambiar muebles de sitio)

El último campo que debemos evaluar es la conexión mental o cómo nuestro perro relaciona determinados conceptos.

La forma de trabajarlo es añadir sonidos a determinadas conductas, o añadir señas a comandos o incluso olores.

Un ejemplo es utilizar señales y comandos hablados para indicar lo mismo y utilizar uno u otro indistintamente.

Cómo evaluamos las distintas pruebas

Cada prueba de las arribas mencionadas tiene una puntuación basándose en los distintos tipos de respuesta que tenga tu perro.

Además, deberás sumarle a todas las puntuaciones obtenidas, aquellas que tiene tu perro por su condición física.

Si te has saltado alguna prueba, considera que afectará al resultado final del coeficiente de tu perro, por lo que el resultado no será del todo fiable.

En las últimas páginas del libro, te habla de las diferencias entre las distintas razas y da algunos consejos para un adiestramiento básico para tu perro.

A nosotras nos está entreteniendo mucho y me está ayudando a conocer otros aspectos de mis perras.

¡Os lo recomiendo!

Os dejo algunos enlaces donde conseguirlo:

Casa del Libro

Editorial KNS Ediciones

Un abrazo y lametón perruno

 

Si te gusta el contenido: No te olvides de compartirlo en tus redes sociales y suscribirte al Blog.

Además te puedes descargar nuestra guía

“Tips para trabajar la ansiedad con tu pero”

DESEO SUSCRIBIRME AL BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.