Porqué ladra mi perro por la noche si está todo en silencio, o cuando me voy, o cuando parece estar tranquillo en el sofá…

Todas estas inquietudes las podemos responder aprendiendo a diferenciar los tipos de ladridos de cada una de ellas.

Ante todo, debemos saber que el ladrido es una forma de comunicación que tiene nuestro perro con nosotros y con el entorno.

Si queréis conocer las señales de calma, un libro muy recomendable son las Señales de Calma

Tipos de ladridos de mi perro

Pueden existir diferentes causas por las que ladre, pero las más comunes son:

  • Alarma
  • Comunicación
  • Atención / Juego
  • Caza / Territorialidad
  • Miedo / Dolor
  • Frustración / Aislamiento

Si te molesta que tu perro ladre, no debes castigarle para evitarlo. Castigándole o regañándole estas reforzando esa conducta. Una pauta para trabajar es dejar de prestarle atención y premiarle cuando se quede en silencio.

Si quieres interpretar los ladridos de tu perro, debemos hablar primero del tono que tiene:

  • Para un tono bajo: es un ladrido que significa amenaza y dominación.
  • Para un tono alto: en este caso quiere decir miedo o inseguridad.

Vamos a clasificar cómo podrían ser las señales sonoras de estos tipos de ladridos:

Alarma y Comunicación

Porqué ladra mi perro

Atención o Juego

Porqué ladra mi perro

Caza, Miedo, Dolor y Frustración

Porqué ladra mi perro

Reconocer algunos de estos ladridos es muy fácil debido a que son escuchados a diario: juego, impaciencia, demanda de comida…

Swing me pide la comida a primera hora de la mañana haciendo un ladrido largo y prolongado dando vueltas alrededor de mí.

También reconozco los ladridos de frustración debido a que Pinza tuvo mucha ansiedad por separación al principio del todo y la oíamos hacerlo cuando se quedaba sola en una habitación un rato largo.

Es importante saber que cada perro puede tener su forma de pedir las cosas, y las que os muestro arriba son las más generales.

Siempre me gusta recordar que para tratar problemas de conducta (como los ladridos), es mejor siempre contactar con un etólogo o educador canino quien os podrá asesorar y ayudar. Hay prácticas que es mejor no intentarlas por uno mismo, ya que pueden romper más que arreglar

Nos vemos el próximo día amigos

Un abrazo y lametón perruno

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.