Hace varios meses me llamó la atención el libro “En la mente de un perro” y unas semanas después tuve la suerte de hacer una colaboración con la editorial RBA Libros, en la cual me ofrecían uno de sus libros para leer.

Entre algunos títulos muy famosos y polémicos como los libros de César Millán, estaba este libro llamado “En la Mente de Un perro” escrito por Alexandra Horowitz.

¿Porqué escogí este libro?

En su contraportada dicen que es un libro para los amantes de los perros y yo me considero así.

Nos intenta explicar cómo se ve el mundo a través de los ojos de un perro y nos intenta hacer entender porqué los perros tienen esos impulsos de perseguir un ciclista, comerse lo que encuentran por la calle y muchas veces, detectar los sentimientos de los humanos que les rodean.

En la mente de un perro

En la Mente de un perro

Lo que los Perros ven, huelen y saben

Quiero decir que de todos los capítulos podemos aprender cosas nuevas. He seleccionado solo algunos ya que quiero marcar algunas partes esenciales y que pocas veces consideramos al verlas demasiado lógicas.

Estudiamos un individuo y lo extrapolamos al resto:

Este es un error que cometemos muy a menudo. Pensamos que lo que le ha ido bien a uno le puede ir bien al resto y no siempre es verdad. Tenemos que estudiar el entorno de cada individuo para entender sus circunstancias y entonces poder hacer planes de acción para ayudarle.

Tener un perro de una raza determinada, no implica que nuestro perro vaya a seguir esos estándares de conducta: 

En mi caso, no por tener un teckel voy a tener un perro con un alto instinto de búsqueda. No debemos inclinarnos por un ejemplar solo por su raza, tenemos que comprobar si su comportamiento coincide con nuestras necesidades y forma de vida.

– Una raza de perro es agresiva cuando tiene un umbral más bajo para percibir un estímulo o reaccionar ante un movimiento:

La forma en la que cada perro reacciona ante un estímulo es diferente, y cada humano debe conocer qué umbral de respuesta tiene su perro ante determinados estímulos y así adelantarse a ellos.

Un ejemplo de lo que queremos explicar es que si tu perro tiene miedo a los gatos, no le dejes solo en una habitación con ellos (sin haberlo trabajado antes) ya que su reacción ante cualquier movimiento del gato (estímulo) puede ser peligrosa.

Conocer el umbral de respuesta que tiene tu perro, es fundamental para anticiparse a sus respuestas y así poder evitar conflictos.

Los perros detectan nuestros niveles de estrés en la sangre.

Aquellos ejemplares que practican agility, saben cuando va a empezar la competición debido a que reconocen el aumento del nivel de testosterona en la sangre de su humano y les hace aumentar sus niveles de cortisol.

Lee nuestra entrada: Porqué el estrés en perros

Los test cognitivos afirman que los perros tardan más en la resolución de problemas simples frente a sus ancestros, los lobos.

Tras la domesticación del perro por el hombre, hemos acostumbrado al perro a tener una pésima resolución de problemas ya que se lo damos todo hecho. Tu perro necesita pensar por si solo.

En la mente de un perro

Aprender por imitación:

Los perros saben ver en la conducta de los demás una forma de conseguir su objetivo. Con la bienvenida de un nuevo cachorro a casa, si tiene un perro adulto del que aprender, entenderá a modo de imitación sus conductas y se acostumbrará a realizarlas él solo.

El perro define el mundo por las formas en qué puede actuar sobre él:

Su definición de las cosas es por el movimiento, el olor y la posibilidad de manejarlos con la boca.

La visión del perro es limitada pero no es en blanco y negro: 

El perro tiene una menor capacidad para ver la amplia gama de colores, pero tiene una mayor sensibilidad a los contrastes. No distingue entre el rosa y el azul, pero si entre un azul claro u oscuro.

Como os dije antes, estas son sólo algunas de las frases que más significativas me han parecido pero hay muchas otras dignas de hacer mención.

Si os definís como unos buenos amantes de los perros y os gustaría conocer algunos de sus comportamientos, os recomendamos este libro que nos os dejara indiferentes

Un abrazo y lametón perruno

Si te gusta el contenido: No te olvides de compartirlo en tus redes sociales y suscribirte al Blog.

Además te puedes descargar nuestra guía

“Tips para trabajar la ansiedad con tu pero”

DESEO SUSCRIBIRME AL BLOG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.