Los perros también sienten estrés. Esta es una afirmación que hasta hace poco muy poca gente se planteaba.

Los perros, al igual que toda la sociedad, son susceptibles de tener estrés en algún momento de su vida.

El estrés en perros

Para poder reconocer qué es el estrés en nuestro perro y como poder ayudarle a superarlo, tenernos que conocer su definición:

El estrés es un mecanismo natural que todos poseemos y que nos ayuda a generar una cantidad de energía superior a la normal para llevar a cabo una determinada conducta.

Tipos de estrés 

Estrés: el que se da en un momento dado y no prolongado en el tiempo.

Distrés: cuando se prolonga a lo largo del tiempo y pasa a ser perjudicial.

Por sufrir estrés en un momento puntual y determinado no se van a producir problemas de estrés. En cambio, si la situación es continuada y el animal no consigue adaptarse, nos puede conducir a un problema de estrés (distrés)

El estrés en perros: tipos y síntomas

Aunque el estrés es fácil reconocerlo, existen distintos tipos de diferente forma de resolución:

1.- Estrés puntual: Es aquel que se produce en un momento determinado. La situación en concreto tiene un principio y fin bien determinados.

Podemos reconocer este tipo de estrés mediante las señales de calma que emite nuestro perro.

2.- Estrés patológico: Se puede producir cuando el perro vive en una situación de estrés continuada y no es capaz de adaptarse.

Síntomas de estrés patológico:

  • Problemas de conducta: agresividad, falta de descanso, hiperactividad
  • Dificultades digestivas: vómitos, heces blandas, problemas de piel.
  • Aumento o disminución de peso: adelgazamiento o sobrepeso
  • Falta de concentración: es incapaz de aprender cosas nuevas o se cansa rápido.
  • Desequilibrio hídrico: mayor necesidad de beber agua continuada
  • Problemas cardiacos: pulso acelerado
  • Dolores musculares: contracturas de mantener los músculos en tensión mucho tiempo.
  • Enfermedades: fallo del sistema inmunológico.
  • Parásitos

Lo mejor en estos casos es someter al perro a un programa de reducción de estrés, para ayudar al perro en su adaptación.

3.- Estrés crónico: Una situación continuada de estrés patológico puede derivar en una situación de estrés crónico.

Síntomas del estrés crónico:

  • Apatía
  • Inactividad
  • Dolor Crónico
  • Enfermedades crónicas: por falta del funcionamiento del sistema inmunológico
  • Agotamiento
  • Tristeza
  • Falta de recuperación: no conseguir dormir profundamente
  • Confusión mental
  • Angustia
  • Depresión

Para resolver este tipo de cuadros hay que analizar detenidamente qué partes del comportamiento están afectadas para poder evaluar la situación y establecer un programa de mejora acorde a cada paciente.

El estrés en perros: tipos y síntomas

Según nuestra experiencia, no es algo que debamos tomar a la ligera y observar y conocer a nuestro amigo nos puede ayudar muchísimo a conocer su estado.

El estrés por transmisión indirecta

También nos puede ayudar en este tipo de casos, ser sinceros con nosotros mismos y reconocer si nosotros podemos estar pasando por un episodio de estrés.

Aunque de esto hablaremos más adelante, existe estrés por transmisión indirecta. Los perros detectan la emoción que nosotros tenemos bloqueada y la muestran por nosotros.

En estos casos, lo mejor es hacer un trabajo interior con nosotros mismos e intentar rectificar este comportamiento para lograr el bienestar.

Toda esta información, proviene de un curso que hice hace algún tiempo con Gedva.

¡Os lo recomendamos!

Un fuerte abrazo y lametón perruno

 

Si te gusta el contenido: No te olvides de compartirlo en tus redes sociales y suscribirte al Blog

DESEO SUSCRIBIRME AL BLOG

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.