Después del fin de semana tan intenso que pasamos con nuestra pequeña Rumba (@rumbateckel) en Instagram, he decidido estudiar los motivos, causas, que llevan a un perro a ser/estar tan nervioso cuando ya no es tan cachorro.

Adiestramiento: mi perro es muy nervioso, consejos

Motivos para que un perro sea nervioso.

– Alimentación: revisa su alimentación, si tiene un alto índice de proteínas y carbohidratos, puede que tu perro tenga un exceso de energía por ello.

– ¿Cómo le recibes a la llegada a casa? Espera a que se relaje para saludarle y luego hazlo con mimo y cariño sin alterarle demasiado.

– Los paseos son cortos y no juega con otros perros ni olfatea el suelo. Haz del paseo el mejor momento del día con tu perro. Si no puedes dárselo a primera hora de la mañana, dáselo por la tarde alargando los km o la intensidad. Llévalo por zonas ricas en olores para que trabaje el olfato y se canse o llévalo a zonas transitadas por más perros para que pueda echarse unas carreras y jugar.

Adiestramiento: mi perro es muy nervioso, consejos
– Evita los juguetes estimulantes: en la actualidad contamos con multitud de juguetes que ayudan a muchos perros a mantenerse activos. Quizás, ese tipo de juguete no sea para tu perro el más indicado. Huye de juguetes con formas extrañas, luminosos o con sonidos incorporados. El típico nudo o cuerda puede darle a tu perro la tranquilidad que buscas.

– Ambiente: Estudia el entorno en el que se encuentra: ruidos ambientales, otros ladridos, obras, el ascensor, hasta la limpieza del portal. Si crees que también pueden ponerle nervioso, llévale a un lugar más tranquilo donde sentirse seguro.

– Educación: si crees que no tiene nada que ver estas causas, enséñale a tranquilizarse. Enséñale el espacio de calma.

No se consigue a la primera, pero si has aguantado este tiempo con un perro nervioso, creo que podrás con ello.

Pautas para mejorar la convivencia con un perro nervioso:

– Practicar juegos de olfato: escóndele trozos de comida por casa o en el césped cuando no esté recién cortado. El Olfato les relaja y les cansa para cuando lleguen a casa estén listos para echarse junto a tí en el sofá.

Adiestramiento: mi perro es muy nervioso, consejos
Hazle una manta de Olfato: entra en el enlace “Snuffle Mat”

– Extiéndele comida por una superficie plana: el lamido también es un sentido que les ayuda a relajarse. Extiende comida húmeda (o moja su pienso hasta que se deshaga) sobre una superficie plana con algún agujero.

– Realizar actividades juntos: salir a correr, tirarle la pelota, agility, senderismo o llevarle a la piscina, pueden ser actividades nuevas que ayuden a tu perro a estár tranquilo y relajado.

Probar esta ruta fácil y sencilla por Rascafría

Irme contando si tenéis suerte con estos trucos

Nos vemos pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *