La fiebre es el mejor indicador de que algo no va del todo bien en nuestro perro. Es fundamental saber reconocer los síntomas y aprender a cómo saber si mi perro tiene fiebre.

Lo primero que debes saber, aparte de como tomar la temperatura, es conocer que los perros tienen más temperatura que nosotros. Su temperatura normal son 39º. Medio grado por encima o por debajo, ya puede ser considerado fiebre y debe ser tratada antes de que la situación empeore.

Remedios caseros para tomar la temperatura:

Con una parte sensible de tu piel, como puede ser la mejilla, la palma de la mano o el antebrazo. Compara la temperatura de la parte interna de las orejas, la nariz o zonas internas como las ingles o axilas. No hace falta revisarlas todas, pero por si tienes dudas, puedes comparar la temperatura de algunas zonas.

Si están excesivamente calientes y te pasan el calor a tí, tu perro tiene fiebre.

Otros síntomas bastante obvios son los siguientes: temblores, secreciones nasales, ojos llorosos, encías blanquecinas y en general, un estado aletargado de tu perro.

¿Cómo poner un termómetro a un perro?

Sobre todo, aconsejarte que sea un termómetro de rápida lectura para no incomodar mucho tiempo a tu perro.

El lugar donde ponerle el termométro es en el orificio del ano. Y tan solo con introducirlo un poco es suficiente. Los termómetros toman la temperatura con la punta y no hace falta ser brutos.

En el mercado existen tanto termómetros para los oídos o con infrarrojos que pueden ayudarte.

Los primeros pasos serán tranquilizar a tu perro, le puedes dar unos masajes que le mantengan relajado, hablarle despacio y dejarle oler el termómetro. Acto seguido, debes ponerle de pie y levantarle el rabo. Si crees que tu perro no se va a estar quieto y vas a necesitar ayuda, pide a alguien que tenga confianza con tu perro para que lo sujete y siga las pautas de tranquilizarle.

En cuanto el termométro haga su pitido, revisa la temperatura y si está por encima o por debajo de 39º (recuerda solo medio grado) es el momento de actuar e intentar bajarla.

No tomes la temperatura si tu perro ha estado largo rato al sol o viene de jugar, puede ser una medición incorrecta.  Si estamos en verano, revisa que tu perro no esté sufriendo un golpe de calor

¿Cómo bajar a mi perro la fiebre?

Nunca debes darle medicamentos que no te haya recetado un veterinario. Pueden ser tóxicos para él o causarle úlceras en el estómago o intestinos.

Para bajarle la fiebre, lo mejor es frotarle con una toalla húmeda en la cabeza, orejas, axilas o ingles. Al ser sitios bastante sensibles, le aliviará inmediatamente con solo unas pasadas, pero debes ser constante y repetirlo cada cierto tiempo.

No le pongas sobre una toalla mojada, ni le dejes la toalla húmeda en una zona del cuerpo determinada durante largo rato, esto puede hacer que tu perro empiece a tener frio y empeorar la situación.

No arropes a tu perro, esto puede subir la temperatura y provocar el efecto adverso a lo que queremos, lo mejor es dejarlo desarropado.

Durante el tiempo que tu perro tenga fiebre, ocúpate de mantenerle hidratado haciendo que beba agua o humedeciéndole la boca con gotitas de agua. De esta forma, evitarmos deshidrataciones.

Si la situación persiste más de 24h, debes llevarlo urgentemente al veterinario.

La primera vez que mi perra tuvo fiebre lo notamos enseguida porque no se quería levantar de su cama ni para comer, estaba totalmente apática. Tenía cuatro meses y fué a causa de la reacción de ponerle el chip. Enseguida fuimos al veterinario y nos explicaron estos sencillos pasos que, acompañados de muchos mimos y atención, logramos que quedara en un susto de 24h.

¿Vosotros habéis tenido alguna vez a vuestro perro con fiebre? ¿Usasteis algún consejo más?

Esperamos que os puedan ayudar

Un saludo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.