Viajar con tu perro cada vez es más fácil. Os presentamos cuatro formas de viajar con perro, aunque cada vez existen más medios de transporte en los que son aceptados.

Las cuatro formas más comunes de viajar con perro:

  • Coche:

Creo que es la forma más cómoda. Tan sólo necesitas un cinturón o transportín para que vaya en el asiento trasero o maletero y ya puedes trasladarte con tu perro donde quieras. Nosotros, además de llevar una manta donde poderse tumbar, también llevamos una funda protectora para los asientos ya que son dadas a vomitar durante el trayecto. De esta forma, evitamos también que dejen los asientos llenos de pelos que son más difíciles de sacudir.

Puedes comprar la funda o los cinturones en tiendas online.

Adaptador de cinturón de seguridad simple o doble:

Funda para asientos del coche:

Formas de viajar con perro

 

  • Avión:

Es una de las tareas pendientes que tenemos, pero nos hemos estado informando y dependiendo de la aerolínea y el peso de tu perro puedes afrontar unas condiciones u otras. Hay aerolíneas que te dejan llevarlo en cabina (si es menor de 10kg) pero con transportines homologados por ellos. Hay otras que directamente no te permiten llevarlos contigo y los tienes que llevar en bodega. El precio del billete de tu mascota es algo más económico que el tuyo, pero debes pagar el suplemento.

Viajar con tu perro en avión

  • Transporte público:

Hemos viajado con nuestras perras tanto en Metro como en Renfe y la experiencia no ha podido ser más positiva. El pasado año, fuimos en transporte público a la carrera de Perrotón y salvo las escaleras mecánicas, el resto lo tomaron con absoluta normalidad. Respeta las normas de llevarlos con bozal, no montar en horas punta entre diario e ir en el último vagón (sólo para metro) y déjate de problemas de aparcamiento en la gran ciudad.

Normativa de Metro

formas de viajar con perro

  • Trenes alta velocidad:

Para viajar con tu mascota en trenes regionales o de larga distancia, te debes hacer también con un transportín y llevar los papeles de tu mascota en vigor. El lugar destinado a dejarlo depende del asiento que hayas elegido. Si puedes llevarlo contigo ya que el espacio te lo permite, no habrá problemas. Si por su tamaño no es posible, deberás dejarlo en el apartado destinado a equipajes.

Normativa para trenes de alta velocidad

Si pese a las facilidades que tenemos hoy en día, todavía no es posible que se adapte a tu viaje, opta por un cuidador canino que sea de confianza.

Mi experiencia con un cuidador canino:

Sea cual sea tu caso y tus preferencias: no te olvides de ellos y sobre todo, nunca, nunca lo abandones!!!

¿Habéis viajado en otros medios de transporte con vuestra mascota?

Comentarme la experiencia!

Nos vemos el próximo día

Un saludo y lametón perruno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *