Hola amidogs!

Ya llevamos cuatro días desde que comenzamos el Camino de Santiago con perro y hoy hemos acabado la Cuarta etapa.

Aquí puedes ver la Primera y Segunda Etapa

Según mi opinión, las etapas tercera y cuarta no están siendo tan exigentes, pero sí tienen muchos toboganes que te dejan las articulaciones bastante molestas.

Tercera y Cuarta etapa Camino Francés con perro

Las perras están aguantando muy bien y van entusiasmadas por los caminos haciendo muchos amigos humanos y dejándose hacer fotos.

Etapa 3º: Palas de Rei – Castañeda (Arzúa)

La etapa comenzó con una pequeña cuesta y luego varios desniveles de subidas y bajadas. Para ser más fácil de realizar que las dos primeras, se hace bastante monótona y te puede parecer algo larga.

Algo antes de la mitad de la etapa, encuentras esta estatua de Santiago que te recuerda hacia donde vas y te motiva a seguir adelante.

Tercera y Cuarta etapa Camino Francés con perro

En otro pueblo más adelante, Furelos, encontramos unas vistas maravillosas de sus puentes y calles. Si te paras en la “Taberna Do Farruco” podrás disfrutar de unos smothies deliciosos y una comida recién hecha con productos de la tierra.

Tercera y Cuarta etapa Camino Francés con perro

Unos cuantos km más adelante, encontramos nuestro destino (Castañeda) a tan sólo 2km de Arzúa.

Etapa 4º: Castañeda (Arzúa) – Pedrouzo

Para volver al camino desde nuestro alojamiento, tuvimos que desviarnos un km, lo que nos hace retrasarnos un tiempo al comienzo de la mañana. Paseando por los pueblos que nos encontramos, tenemos un bosque de Álamos, varias calzadas romanas y un sin fín de camino sin carretera ideal para que las perras fueran sueltas.

Esta etapa no ha sido de muchas subidas ni bajadas constantes, lo que es de agradecer para nuestras rodillas doloridas.

A pocos km de la llegada del día, encontramos esta placa conmemorativa a Guillermo Watt, peregrino fallecido a una jornada de Santiago.

Tercera y Cuarta etapa Camino Francés con perro

Es increíble la cantidad de objetos, cintas, pulseras, fotografías que vamos encontrando a lo largo del camino que nos recuerdan a otros peregrinos que ya anduvieron nuestros pasos.

La llegada a Pedrouzo ha sido más tarde de lo habitual (sobre 15,30) debido a que la salida del sol nos ha retrasado para dar agua a las perras y hacer un vendaje de emergencia por una ampolla. Más adelante os lo enseñaremos.

Mañana llegamos a Santiago con nuestras cartillas llenas de sellos y deseando ver la Catedral.

 

Os seguimos contando más adelante

Abrazos y lametones

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *